Unas 1500 personas celebraron el Día del Niño organizado por la seccional Bariloche del Sindicato Gastronómico. Hubo muchos juegos, personajes, diversión, música, delicias, sorteos y regalos para todos los chicos, hijos de los afiliados gastronómicos.

El gimnasio Aldo Carniel de Estudiantes Unidos estuvo colmado en el festejo del Día del Niño organizado por la UTHGRA Seccional Bariloche que dirige su secretario general, Nelson Rasini.

La familia gastronómica en pleno se hizo presente para celebrar, como es costumbre, el Día del Niño, destinado exclusivamente a los trabajadores hoteleros y gastronómicos y sus hijos.

Desde el inicio se entregó una bolsita con golosinas a cada nene y nena, que enseguida saltaron en los inflables, jugaron al fútbol, tiraron latas, corrieron la carrera de embolsados y no se quisieron perder ningunos de los juegos armados tipo kermesse. También pudieron pintarse la cara, dibujar y pintar.

Luego llegaron todos los personajes circenses, con piratas, magos, bailes, canciones y murgas para generar más entretenimientos y divirtiendo a todos los presentes.

No faltó el momento donde grandes y chicos merendaron con todo: donas, facturas, scones, galletitas, gaseosas, jugos y panchos. Para el final, hubo diversos sorteos, con tablets como premios principales y al margen de esto, a la salida cada uno de los niños se llevó un regalo a su casa.

“Para nosotros es un evento tradicional, para reunir a la familia gastronómica. Año tras año, cada vez vienen más chicos y chicos a divertirse y para nosotros eso es maravilloso. Mucho de esto no podría hacerse sin el esfuerzo de los delegados y los integrantes de la comisión ejecutiva”, señaló la secretaria de Asistencia Social del gremio, Cintia Gómez.