Instalado dentro de un invernadero, el biodigestor genera biogás y una considerable cantidad de fertilizante líquido para las plantaciones del espacio. El lugar fue visitado por la intendente Brunilda Rebolledo y por el titular de Vivienda y Hábitat, Nicolas Dumais. Allí, se tomaron junto a Renato e Ivana –los dueños de casa- el primer mate con agua calentada con gas del biodigestor.

La intendente Municipal Brunilda Rebolledo -acompañada por el Director de Vivienda y Hábitat, Nicolás Dumais- visitó a una de las familias que instaló un biodigestor en su hogar. Se trata de uno de los 6 biodigestores que la municipalidad entregó por medio del Instituto de Vivienda y Hábitat, a modo de prueba piloto en la localidad.  

Instalado en un invernadero, junto a las hortalizas, verduras y aromáticas, el biodigestor genera una cuota de calor gracias al biogás, contribuyendo de esta manera, con la generación de una temperatura adecuada dentro del espacio. Además, genera fertilizante orgánico líquido, necesario para las plantaciones.

Renato e Ivana son artesanos y viven el El Portal, en una casa unida al propio taller donde elaboran sus artesanías. A metros de su hogar, montaron su invernadero junto con el biodigestor. En su visita, la Jefa Comunal presenció el funcionamiento de esta tecnología, que funciona como un contenedor cerrado donde los residuos del hogar, en forma líquida, son tratados, digeridos y fermentados, produciendo biogás -reutilizable como combustible- y abono fertilizante.

“Estamos ante la clara prueba de los beneficios de esta tecnología, que además de promover el cuidado del medio ambiente, genera también un recurso valioso como el biogás y el fertilizante”, expresó la Intendente.

Por su parte, el Director de Vivienda y Hábitat, Nicolás Dumais, manifestó que “de los 6 biodigestores que entregamos, este es un caos emblemático, ya en funcionamiento y en plena armonía con la dinámica del hogar”. Luego agregó “más allá del uso a pequeña escala  que se puede hacer en un hogar, está la concepción de la preservación de los recursos naturales y el uso de tecnologías para un desarrollo sustentable”.

Finalmente, esta experiencia es fruto de los trabajos que el Municipio inició en el 2017, cuando se adhirió a la Red de Municipios Frente al Cambio Climático RAMCC. “El rol que las instituciones, las familias y los  jóvenes ocupan en la protección del medio ambiente, es fundamental, por eso tenemos que colaborar con todas las herramientas disponibles para facilitar esta tarea”, concluyó la Jefa Comunal.