Desde este jueves, la Seccional Bariloche de la UTHGRA lleva adelante un reclamo frente al hotel Alma del Lago como consecuencia del “descompromiso social y de calidad que tiene esta empresa, para brindar un servicio hotelero gastronómico acorde con la categoría 5 estrellas que ostenta”.

Según el secretario general del sindicato gastronómico, Nelson Rasini, se han “agotado todas las vías administrativas, a través de la Secretaría de Estado de Trabajo de Río Negro, ámbito en el que la empresa actuó y negoció con absoluta mala fe, ya que en lugar de arribar a un justo acuerdo, decidió modificar de manera arbitraria el horario de las trabajadoras y especialmente las mucamas, así como el descanso semanal.  Constituyendo esto, una verdadera represalia. Es por eso, que nos vemos, lamentablemente, obligados a hacer pública esta desidia empresarial”.

Aseguró que la situación se genera, como consecuencia de la promoción del paquete turístico denominado “Family Plan”, con lo cual un alto porcentaje de la capacidad de las habitaciones “está siendo ocupado diariamente por 3 o 4 huéspedes, pese a que la ley nacional para alojamientos hoteleros de esta categoría, permite un máximo de dos pasajeros por habitación, aún en la Suite”.

“En base a esta ley, es que nuestra Convención Colectiva de Trabajo 389/04 establece la cantidad de habitaciones que debe realizar cada mucama, así como la cantidad de personal que se debe contratar para el sector gastronómico, los servicios generales, cocina, mozos y los lavaderos. La faltante de personal que denunciamos, involucra a todos los segmentos ya mencionados, incluyendo el puesto de portero – maletero, que distingue la categoría profesional y de calidad de servicio de cinco estrellas, del resto de la hotelería”, continuó.

Se denunció además, que el descanso semanal no está siendo otorgado adecuadamente, de acuerdo a lo establecido por el mismo Convenio Colectivo.

“Esta saturación de huéspedes, supera la totalidad del personal que hoy es mínimo en todas las áreas del hotel, pese al compromiso, responsabilidad y esfuerzo de cada trabajador para cumplir efectivamente con el servicio. Esta situación reinante, desborda, satura y agota física y mentalmente a nuestros trabajadores y trabajadoras que representamos. En contrapartida a esta extraordinaria temporada de invierno, cientos de hombres y mujeres de nuestra ciudad capacitados en hotelería y gastronomía, hoy se encuentran desempleados”, se agregó.

“Entonces, de ninguna manera se justifica esta mezquina actitud de la empresa, que provoca un cóctel insólito e injustificado: promocionan un hotel como 5 estrellas, pero brindan servicios de calidad de 2 estrellas, someten a sus empleados a trabajo a destajo y privan a otras 12 personas idóneas a su justo derecho al trabajo”, finalizó.