La Cámara del Trabajo primera de Bariloche, con la firma de los jueces Juan Lagomarsino y Rubén Marigo, ordenó al hotel Alma del Lago, a restituir el derecho a la alimentación a los trabajadores de ese establecimiento entendiendo que la decisión constituye una “práctica desleal”.

Dicha Cámara del Trabajo hizo lugar a una medida Cautelar presentada por la delegada sindical (representante de la UTHGRA) del hotel Alma del Lago, en el conflicto entre el gremio y ese establecimiento.

La Justicia consideró como una “práctica desleal”, “el perjuicio económico que se causa a los trabajadores, con el cambio de una condición de trabajo que solicitan se mantenga”. Esto es a raíz que la empresa en cuestión determinó a partir del 1 de noviembre, retirarles el beneficio de la comida y alimentación a los trabajadores que realizan jornadas laborales diarias de 9 horas.

El fallo de los jueces hizo lugar al reclamo sindical, “ordenando”, que se “deje sin efecto la disposición por la cual ha resuelto dejar de suministrar a sus trabajadores el desayuno, almuerzo, merienda y cena”.

Desde la UTHGRA Bariloche señalaron que el reclamo que realiza la organización ante este hotel, es porque no reúne la cantidad de personal necesario para brindar la calidad del servicio cinco estrellas, según las normas nacionales y municipales vigentes.

“Entre los puestos de trabajo que se solicitan cubrir, en el sector de cocina se requiere un jefe de brigada y dos jefes de partidas, de los cuales uno debe estar abocado a la elaboración de la comida del personal y además colaborar con el servicio de partidas correspondientes para la mínima cantidad de trabajadores. Pero la firma se niega a tomar un jefe de partidas y procedió a quitarles a los trabajadores el derecho a la comida. Razón por la cual la delegada, Patricia Catalán, inició –a través de nuestro abogado patrocinante Juan Frattini – una acción ordinaria por práctica desleal empresaria, exigiendo se restituya este beneficio a todos los trabajadores del hotel, como corresponde”, expuso Nelson Rasini, secretario general de la UTHGRA Bariloche.

Y agregó: “esta decisión judicial va poniéndole normalidad a la situación del hotel y reiteramos que las exigencias de nuestra organización sindical, no son caprichos, sino que tienen que ver con la necesidad que en los establecimientos se cumpla acabadamente con los parámetros de cada categoría”.

“En este caso, no se puede nivelar hacia abajo en cuanto a la calidad del servicio que se brinda. No solo por la generación de empleo, sino también porque sabido es, que el turismo del segmento cinco estrellas, reclama y requiere servicios de alto nivel y este establecimiento no lo está brindando. Y se niega además, a tomar el personal para optimizar los servicios y no cumplir con las leyes vigentes”, indicó Rasini.

“Muy por el contrario, en lugar de cumplir con lo que le corresponde, las autoridades del Alma del Lago optaron por quitarle el beneficio de la comida a los trabajadores, lo cual es repudiable desde todo punto de vista, porque le priva el derecho a la alimentación del personal, lo cual corresponde según lo manda el Convenio Colectivo de Trabajo”, concluyó el dirigente.

Prensa UTHGRA Bariloche