Celebramos la decisión del juzgado de levantar la medida cautelar que pesaba sobre el relleno regional de Alicura.

Es una saludable noticia que brinda cierto respiro a la situación de emergencia ambiental y sanitaria en que se encuentra nuestra ciudad, ya que permite cerrar el ya colmatado relleno local y abrir de una vez por todas el relleno regional para enviar los residuos.

El sitio de Alicura no sólo brindará un alivio en momentos como estos, sino que también es parte del cambio que queremos hacer como Municipio en el manejo de nuestros residuos, que es estar a altura de las políticas y normativas al respecto que recomiendan disponer en un relleno regional junto a otros municipios.

En ese sentido, resulta imprescindible que continúen las obras de ampliación en Alicura, ya que la celda habilitada para nuestra ciudad tiene un horizonte de tan solo 120 días, según lo informado por la autoridad de aplicación.

Como Municipio no podemos quedarnos sólo con la apertura del relleno regional, es necesario que continúen las obras que permitan una eficiente transferencia de nuestros residuos hacía el relleno regional para lograr optimizar los recursos y el monitoreo de las tareas de remediación del pasivo ambiental dejado en Cordones de Chapelco con responsabilidad compartida con el dueño del predio.

Parte de este nuevo horizonte que ahora se amplía se alcanza si y solo si, si el Gobierno Municipal recupera la credibilidad en la gestión que fue perdiendo en estos años de improvisación en el tema. Parte de esa credibilidad se consigue con información y transparencia de las gestiones y los costos que hasta el momento carecemos.

Esta credibilidad es sumamente necesaria para avanzar en otros aspectos de la gestión integral de residuos sólidos urbanos como son la minimización, la separación en origen y la recolección diferenciada. Etapas que son el verdadero desafío que es justamente como hacemos para generar menos residuos en vez de cada vez enterrar más.

No nos volvamos a olvidar de los residuos, el cambio de paradigma empieza hoy y es nuestra oportunidad como sanmartinenses de hacer las cosas mejor.